La estación de las siembras

Encabezo este artículo tomando el título del famoso libro de la periodista Beatriz Pérez-Aranda, donde se narran sus vicisitudes a la hora de seguir el costoso camino de buscar descendencia por medio de las técnicas de Reproducción Asistida. El libro intenta retratar “el drama humano, a veces divertido, otras patético, que viven las parejas que se entregan a “cualquier tortura” física, emocional y económica con tal de conseguir el hijo tan preciado”.

En España, se calcula que entre 600.000-700.000 parejas pueden tener dificultades a la hora de tener descendencia, un problema que aumenta por la tardanza de la edad en que las mujeres y sus compañeros deciden tener hijos. A pesar de los notables avances en los tratamientos de reproducción asistida, hoy por hoy, tanto el diagnóstico como el abordaje terapéutico de los problemas de fertilidad, continua siendo una fuente de importante malestar emocional para las personas que se ven obligadas a seguir un tratamiento médico en el intento de ver cumplidos sus deseos de tener hijos.

Desde el punto de vista de la Psicología, la esterilidad, pero también la concepción el embarazo y el parto, son considerados momentos de “crisis evolutiva” en la vida de las personas. Hablamos de crisis porque suelen ser momentos en los que no es extraño que “afloren todas aquellas ansiedades y conflictos internos que suelen acompañar a las importantes cuestiones humanas del propósito, la responsabilidad, la independencia, la libertad y el compromiso”, según la aceptada definición del término de los psicólogos Gilliand y James.

Hoy en día está ampliamente reconocido que, al menos, entre un 25 y un 65% de las personas que siguen un tratamiento de reproducción asistida presentan en algún momento síntomas clínicos de cierta significación, con predominio de la ansiedad. No son tampoco infrecuentes problemas como el aislamiento social y personal al que suele someterse la pareja, que se siente extraña en un mundo donde tener hijos en un momento u edad determinados sigue pareciendo en muchas ocasiones una obligación, los sentimientos de culpa ante las dificultades para concebir, los problemas afectivos por el desbordamiento de las propias habilidades de afrontamiento ante las vicisitudes del tratamiento o los problemas de pareja como consecuencia del mismo.

Por esta razón, las principales Sociedades Científicas, incluida la Sociedad Española de Fertilidad, aconsejan la presencia de un profesional de la salud mental entre los miembros del equipo encargado de abordar los tratamientos. Este profesional intentará, con su consejo y apoyo, ayudar a ambos miembros de la pareja a minimizar en lo posible los efectos emocionales adversos derivados tanto del diagnóstico como del tratamiento.

Como psicólogo de muchas mujeres y hombres pasando por este tránsito, he acompañado durante años sus alegrías y tristezas, sus desengaños tras un tratamiento fallido y sus renovadas esperanzas al iniciar uno nuevo; he podido compartir con ellos y con todo el personal de la clínica la satisfacción al confirmarse el embarazo o tener entre las manos la fotografía del niño o la niña recién nacidos; y si, a pesar de todo no había sido posible ese embarazo tan buscado, era también este psicólogo quien estaba en el difícil trance de la resignación y la búsqueda de nuevos caminos como la adopción.

Quizá por eso no puedo estar más de acuerdo en que Ana, la protagonista del libro, y sus vicisitudes son un ejemplo más de esa tenacidad y, en palabras del psiquiatra Rojas Marcos prologuista del libro, una llamada a la esperanza que “nos recuerda lo asombrosamente resistentes y adaptables que somos los seres humanos ante las adversidades”.

Agustín Moreno

Para saber más:
La Estación de las Siembras. Los caminos para vencer la infertilidad. Beatriz Pérez Aranda. Espasa-Hoy.

Guía para pacientes de la Sociedad Española de Fertilidad: http://nuevo.sefertilidad.com/pacientes.php

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s