PRIMER ESTUDIO SOBRE CALIDAD DE VIDA EN PACIENTES INFÉRTILES DE CHILE  


Desde el Grupo de Psicología de la Sociedad Española de Fertilidad, nos hemos hecho eco del primer estudio llevado a cabo en Chile sobre  “Predictores de calidad de vida de pacientes con infertilidad”. En este estudio ha participado una psicóloga del Capítulo de Psicosociales de la Asociación Latinoamericana de Medicina Reproductiva  (ALMER) y que ha sido presentado en el Curso de Avances Clínicos en Medicina Reproductiva, del Curso Precongreso de Almer, en Perú, el 28 de septiembre.

Desde aquí queremos felicitar a nuestros colegas de Latinoamérica por su gran labor y muy especialmente a nuestra compañera Sylvia Díaz por participar en ese primer estudio, presentarlo en un congreso médico y aumentar nuestro conocimiento científico. La psicología en el campo de la medicina reproductiva avanza día a día,  se visibiliza la importancia de los aspectos emocionales y de ello nos beneficiamos todos, profesionales y sobre todo pacientes.

Según refiere Sylvia en su estudio, la infertilidad es una patología con un importante impacto en la vida del paciente y se conoce que produce un deterioro físico y psicológico. La decisión de cómo formar una familia está condicionada por  las convicciones personales, así como por características culturales, sociales, económicas etc. Existe una considerable evidencia de estudios en la literatura que describen que un 34% de los pacientes se encuentran en riesgo de desarrollar depresión o ansiedad y someterse a tratamiento aumenta 7 veces el riesgo de desarrollar síntomas. Se ha informado que hasta el 24 % de las mujeres presentan síntomas severos en este contexto.

Según nos informa Sylvia Díaz, en  Chile no se había medido la satisfacción de calidad de vida, sexual, marital y percepción de la atención médica de pacientes en tratamiento de medicina reproductiva y casi la totalidad de los estudios se abocan a tratamientos de alta complejidad (in vitro) lo que es diferente al tratamiento impartido en la  unidad donde ella desarrolla su labor profesional, es decir es inédita en su país. Nuestra compañera Sylvia Díaz trabaja en la Unidad de Reproducción Humana del Hospital Pontificia Universidad Católica de Chile.

Las conclusiones a las que han llegado en su estudio son que sus pacientes tienen una menor salud psicosocial, especialmente las mujeres que nunca han estado embarazadas, con un historial de más de 3 años de infertilidad, independientemente  de su edad, lo que  coincide con ser las pacientes de peor pronóstico reproductivo. Ser mujer es un factor de riego, traduciéndose en una menor calidad de vida global, respecto a sus parejas. Las mujeres con más de tres años de infertilidad perciben una menor salud en general, siendo el embarazo un gran impacto emocional positivo tanto en hombre como en mujeres.

La mujer es quién va a llevar a cabo el tratamiento, independientemente de la causa de la infertilidad, por lo que es más vulnerable ante los desajustes emocionales, secundarios a los tratamientos de medicina reproductiva y por ello animamos a todas las mujeres que viven estos procesos, a que no los vivan en soledad y pidan apoyo a los profesionales de la psicología, especializados en reproducción asistida, ya que estamos ahí para tenderos una mano y acompañaros en todo el proceso.

Vicenta Giménez
Psicóloga – Psicoterapeuta
Miembro Grupo Interés Psicología S.E.F.
Unidad de Apoyo PsicológicoUnidad de Medicina ReproductivaHospital Quirón – San Sebastián y Pamplona

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s