Actualizando a nuestros lectores sobre las Jornadas de los Grupos de Interés de la SEF

Y qué contaros hoy….., quizás sólo quepa o mejor, quizás lo más adecuado sea compartir; compartir con quiénes estuvisteis y con quiénes no, y sobre todo con quiénes sólo conocéis lo que hacemos a través de este blog, lo que ha sido nuestra grata y reciente experiencia como profesionales.

Como se venía anunciando en la web de la SEF, durante los días 22 y 23 de Mayo se celebraba la Reunión Anual de los Grupos de Interés en Jerez de la Frontera.

No nos cabía la menor duda de que el encuentro se tornaba interesante; quiénes durante tiempo llevábamos trabajando desde las directrices que el grupo de interés específicamente nos iba marcando, esos días nos reuníamos para compartir lo nuestro, y por qué no, para aprovecharnos de la experiencia y conocimiento de otros, y con ello aprender y añadir a nuestro bagaje y hacer diario, siempre algo más.

Os podemos asegurar que las aportaciones desde cada grupo de interés, dieron en el clavo al poner de manifiesto la preocupación y la necesidad constante de reflexionar, analizar y avanzar en lo que es la realidad de la reproducción asistida en pleno siglo XXI.

Quizás adquiera especial relevancia en este marco, describir y detenernos con especial cuidado en lo que como grupo de interés, quisimos compartir en ese encuentro abierto a todos los profesionales que trabajan directa o indirectamente en reproducción asistida.

Una vez más era una gran oportunidad para los profesionales de la psicología, y en representación de todos ellos, para quiénes formamos la comisión permanente del Grupo de Interés, de aportar nuestro granito de arena, de poder sentir que formamos una parte importante y por qué no decirlo, también necesaria, si no imprescindible, de todo una comunidad de profesionales que desde la llamada ciencia de la reproducción asistida, están al servicio de cada persona, cada pareja, cada paciente que hoy más que nunca, necesitan sentir que avanzamos para ellos.

Nuestra labor conjunta y cada vez más interdisciplinar, quiso estar a la altura de la mejora en el abordaje científico y clínico de algunas de las circunstancias que configuran las dificultades de reproducción con las que se encuentran quiénes han iniciado con ilusión la aventura maravillosa de querer ser padres.

Algunas de nosotras, en nombre del grupo, pusimos voz a temas que pensábamos podían ser de gran interés, y nos lanzamos a la aventura de hablar del Aborto de Repetición como una realidad que necesitaba entidad propia a la hora de ser abordada desde la clínica diaria.

Ya en nuestro blog de Octubre se hacía especial mención a la pérdida de un embarazo en dos a más ocasiones consecutivas en las primeras veinte semanas de gestación, como una de las circunstancias clínicas en las que más empeño había que poner a la hora de mejorar y protocolizar la necesaria e imprescindible intervención psicológica. Por ello exponer en un foro como el de la reunión de grupos de interés, la especificidad de nuestra labor como psicólogos ante los abortos de repetición, era especialmente pertinente y significativo.

Hablamos del enfoque científico desde el que se habían de protocolizar los objetivos clínicos a perseguir, y por ende del número de acciones terapéuticas necesarias para la consecución de los mismos. El desarrollo y descripción de lo que Stray-Pederson  llamaron Tender Loving Care, y que demostraba que las personas que eran sometidas durante los tres primeros meses de gestación a asesoramiento y consejo psicológico, conseguían en un mayor porcentaje llevar a término su embarazo, fue descrito y explicado con rigor, fue una exposición clara y concisa de cómo los psicólogos podíamos abordar nuestra relación de ayuda, en sesiones claramente estructuradas en contenido y metodología.  Es nuestro objetivo poder ofrecer en breve dicho protocolo como guía recomendada para quiénes se encuentran con el aborto de repetición en su clínica diaria.

Por otra parte, y aprovechando que médicos, ginecólogos, enfermeras, matronas, biólogos, embriólogos, y psicólogos estábamos allí reunidos, nos parecía también interesante poner voz y aportar desde nuestra disciplina, herramientas concretas que nos ayudaran a abordar ante nuestros pacientes, los tratamientos de donación de gametos del modo más eficaz posible.

Como se deriva del último registro de la SEF,  casi el 27 % de los tratamientos de reproducción asistida en nuestro país, lo son de donación de gametos, y  por tanto un alto porcentaje de nuestras consultas como profesionales están relacionadas con ello.

Quisimos centrarnos en describir el verdadero escenario de la mismas, deteniéndonos  en la idiosincrasia particular de quiénes han de tomar la decisión de realizar un tratamiento de donación de gametos, en muchos casos como la única forma posible de llegar a ser padres.

Cómo están emocionalmente, qué realidad social y familiar les rodea, qué camino han ido recorriendo para conseguir su objetivo, y cuáles son sus legítimas dificultades para asumir la donación como una alternativa viable, es el primer reto que como profesionales hemos de perseguir para sentir que somos no sólo capaces de ayudarles, sino hacerlo al ritmo que ellos necesitan.

Saber cuál es la “posición y actitud” que como profesionales tenemos en una realidad para nosotros tan frecuente y cotidiana, y conocer cuál es la que nuestros pacientes esperan y necesitan de nosotros, nos ayuda por otra parte a poder construir la mejor forma de AYUDARLES A PROCESAR lo que nosotros QUEREMOS CONTARLES y lo que ellos NECESITAN SABER. Es seguro que con ello podrán tomar la mejor decisión para ellos: iniciar un tratamiento de donación de gametos, adoptar o iniciar una vida sin hijos.

Nos detuvimos en ilustrar desde una herramienta tan básica y a la vez potente como lo es la comunicación, ejemplos concretos de esas “frases llave…” que diseñadas desde la empatía, la escucha activa, los mensajes yo. . .  y con ellas todas las llamadas  habilidades terapéuticas,  pudieran llevar implícitos nuestros objetivos para con los pacientes, a la par que nos sirvieran de forma práctica y concreta  a afrontar nuestra relación con el paciente.

Por último compartir con vosotros que también fue un foro en el describimos qué estábamos haciendo, cuáles eran nuestras inquietudes como grupo y hacia dónde queríamos poner nuestras miras en meses venideros: queremos apostar por el ejercicio diario en clínica y centrarnos en el análisis de casos y el abordaje de los mismos, queremos profundizar y protocolizar la intervención con donantes y receptores de gametos desde la cada vez más clara definición de criterios de exclusión de los primeros en nuestros programas de tratamiento;  en definitiva, queremos poder seguir contribuyendo en la publicación de materiales clínicos y artículos científicos.

Soledad Chamorro, Psicóloga Clínica.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s