Consecuencias psicológicas del diagnóstico de infertilidad

Mónica Bascuñana, Psicóloga Clínica
Resultado de imagen de diagnostico de infertilidad
Silvia y Fernando llevaban ya más de un año intentado quedarse embarazados sin éxito. Empezaron a buscar con toda la ilusión del mundo  pero como iban transcurriendo los meses y no lograban su objetivo decidieron que era hora de consultar con un profesional.

Su salud era buena, se sentían jóvenes, nada les hacía sospechar que tras verse sometidos a distintas pruebas el diagnóstico fuera un problema de infertilidad, así que en ese momento sintieron como si el mundo se les cayera encima.

Cuando una pareja es diagnosticada de infertilidad/esterilidad se produce una auténtica crisis vital. En otras palabras, se encuentran ante un problema inesperado, para el que no se estaba preparado y del que en un principio se carece  de soluciones que  indiquen como actuar.

El shock emocional producido por la noticia fue poco a poco reemplazado por sentimientos de negación, tristeza, temor, incredulidad, inquietud y culpa. La infertilidad es algo que le ocurre a otras parejas, pensaban, ¿cómo es posible que nos esté pasando a nosotros?

La ocultación que en muchos casos se hace del problema hace que las parejas se sientan solas y únicas. Al mismo tiempo, se produce un cambio en las creencias previas; Silvia y Fernando pensaban que podrían ser padres en cualquier momento y, sin embargo aparece ante ellos una época de incertidumbre que implica un cambio en la forma de vida que han llevado hasta el momento.

La complejidad de la medicación, el asistir puntual y periódicamente a la clínica, la incertidumbre sobre el resultado del tratamiento, etc.… son algunos de los factores que elevan la ansiedad de las parejas.

Con frecuencia, cuando existe un diagnóstico determinado, el miembro afectado se siente responsable y se culpa por ello incrementándose el malestar de la pareja. El no poder atribuir a nadie y a nada la  limitación de la capacidad natural de reproducir, conduce, en ocasiones, a sentimientos de indefensión que hacen que la situación nos supere.

Los profesionales de la psicología de la reproducción ofrecemos, entre otros,  apoyo y asesoramiento en estas primeras fases del proceso para ayudaros a recuperar un adecuado control emocional que os permita manejar las distintas situaciones que se os van a ir planteando.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s